[Reseña] Con tu música o con la mía


greys-anatomyCon tu música o con la mía | Jen Klein
Puck | Romance | 352 pp. | 12€

Sinopsis: A ella le encantan los libros. A él le vuelve loco el deporte. Ella detesta los bailes del instituto. Él no se pierde uno. Ella lo tiene todo controlado. Él prefiere vivir el momento. Ella está deseando que el instituto termine para ir a la universidad. Él está decidido a exprimir hasta la última gota de su gloria estudiantil. 

No, Oliver y June no tienen nada en común. Salvo que sus madres, amigas de infancia, han acordado que compartan el largo trayecto de casa al instituto. Cada día. Y lo que empieza siendo casi una condena se convierte en una competición por averiguar quién de los dos está enfocando mejor su vida. Pero un curso da para mucho y pronto los prejuicios empezarán a saltar por los aires, a medida que la cuestión de averiguar qué es lo realmente importante se va volviendo más y más urgente… para los dos. 

A ritmo de rock vintage y con aires de Cuando Harry encontró a Sally, llega una novela fresca, deliciosa y esperanzadora sobre esos años que preceden a la edad adulta, perfecta para los lectores que busquen romance juvenil construido a partir de personajes creíbles y complejos. 

¡Hola, mininos! ¿Cómo estáis? Hoy os traigo la reseña de un libro romántico contemporáneo muy ligero que hará pasar un buen rato a todo aquel que se anime a leerlo. Se trata de una novela que se centra bastante en la protagonista, en su evolución a lo largo de estás casi 400 páginas, y que está aderezada con una variopinta banda sonora. Por todas estas razones, me atrevo a decir que la premisa es muy similar a la de Eleanor y Park (reseña aquí) o Tal vez mañana (reseña aquí), pero a mí estas dos novelas me cautivaron bastante más, si os soy sincera.

Nuestros protagonistas son June y Oliver, y su relación se asemeja bastante a la del aceite y el agua. No comparten gustos. No comparten opiniones. No comparten visión de futuro. Por compartir, no quieren ni compartir coche. Sin embargo, sus madres son amigas íntimas y cuando la familia de June se muda al vecindario de la familia de Oliver, deciden que a él no le importaría acercarla todos los días al instituto. Eso significa que tienen que pasar casi una hora juntos todas las mañanas y a June no le hace especial ilusión. Oliver es el típico chico americano de instituto. Es un deportista guapísimo, sale con una animadora igualmente guapa, va a todas las fiestas que puede y le encantan las tradiciones... por muy absurdas que sean. June repudia todo lo que tenga que ver con el instituto pues, en su opinión, cuando pase ese último año nadie se acordará de aquellos días. ¿A quién le importa todo eso? Lo importante es el futuro. Empezarán la universidad y podrán iniciar una nueva etapa en sus vidas donde los deportes, las bromas a los novatos, las fiestas o los bailes de fin de curso no tienen cabida. A ella no le gusta fingir, no le gusta tener que jugar un papel para encajar en ese mundo tan artificial, de modo que ella y su grupo de amigos, entre los que se encuentra su novio, Itch, son una peculiar piña sarcástica.

Debo admitir que tras leer las primeras páginas de esta novela me dio la sensación de que June se creía superior al resto. Bueno, técnicamente es así, así que lo esencial para no odiarla eternamente es saber respecto a qué. No creo que ella se considere mejor persona que los demás chicos de su edad, sino que simplemente nota que es más madura que la mayoría. Digamos que ella ya ha dejado de lado la etapa del instituto y toda la parafernalia llamativa de los adolescentes, por lo que cuando trata con sus compañeros siente que va por delante de ellos. No le interesa emborracharse, escaparse para ir a una fiesta o pintarse la cara para animar al equipo de fútbol del instituto, porque a ella lo que le gusta es leer y escuchar rock del bueno. Peca de ser demasiado criticona a veces, no lo voy a negar, pero una vez vamos conociéndola nos damos cuenta de que esa es, en parte, la esencia de este personaje: su vena inconformista. Durante los primeros días de sus viajes en coche, Oliver y ella discutirán largo y tendido porque ambos creen tener la razón. Hay que vivir el presente, dice Oliver. No, hay que pensar en el futuro, responde June. ¿La solución? Cada vez que alguno de los dos tenga argumentos convincentes que ofrecer, podrá añadir una canción a la playlist que escucharán en bucle durante el trayecto al instituto.

Con tu música o con la mía me ha parecido un libro adorable y muy bien construido, aunque creo que precisamente en el final, donde más hacía falta, ha perdido fuerza. La manera en que Oliver y June se van haciendo amigos me ha parecido creíble y gracias a esa tierna amistad que surge he podido encariñarme con los dos protagonistas. Os recuerdo que tanto él como ella tienen pareja, de modo que su relación sólo puede avanzar en esa dirección, al menos al principio. Después de leer la sinopsis me dio la sensación de que se centraría más en la historia de amor, pero no ha sido para nada el caso. Y como el romance es uno de mis géneros favoritos, soy bastante exigente en ese aspecto. El libro está narrado en primera persona por June; sabemos el momento exacto en el que ella empieza a sentir más que cariño por Oliver, pero no sabemos nada de los sentimientos de él hasta prácticamente el final. Desde mi punto de vista, en una novela de estas características es fundamental la escena en la que uno de los personajes o ambos cruzan la frontera invisible de la amistad. No obstante, aquí me ha parecido que todo pasaba demasiado deprisa y que, especialmente por parte de Oliver al no ser narrador, ese cambio de 'quiero ser tu amigo' a 'quiero ser tu novio' ha sido prácticamente imperceptible. 

Como consecuencia, se me ha quedado un regusto amargo al terminar la novela, pues si bien su amistad es profunda, su historia de amor y en sí el desenlace parece repentino y vacío en cierto modo. Supongo que lo que quiero decir es que me hubiesen gustado un puñado extra de páginas para conseguir que todo quedase explicado y bien presentado al lector. No todo es malo, por supuesto, así que me gustaría recalcar que aunque la novela tiene bastantes clichés (bailes de instituto, chicos deportistas, fiestas alocadas) estos son necesarios para que el choque entre los valores de June y los de Oliver sea tan impactante. De hecho, como ya he comentado, June y su grupito se pasan toda la novela diciendo lo absurdos que son estos clichés. Para cerrar esta reseña, quiero hacer mención especial a esa conversación final entre June e Itch. Creo que se merecían esas palabras y esa demostración de sentimientos tan conmovedora ha sido una de las cosas más bonitas de Con tu música o con la mía, al igual que la sincera amistad que surge de June y Oliver, dos polos tan opuestos.

~Gracias a la editorial por el ejemplar

PUNTUACIÓN: 3/5 gatitos.


¿Habéis leído esta novela? ¿Os gustan los libros en los que la música es un elementos tan importante?



Lilly.

Comentarios

  1. ¡Hola, Lilly!

    Le quiero dar una oportunidad, algún día de estos en los que me ponga al día con las lecturas. Pese a que no te ha terminado de llenar, has comentado varias cosas que me llaman la atención (la psicología de June, la narración en primera persona y la evolución de sus sentimientos, etc.), así que lo dejo apuntado :)

    ¡Muak!

    B

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola corazón! Qué pedazo de reseña :) Coincidimos en lo básico, luego yo creo que a mí me ha influenciado que yo odié Eleanor y Park y a ti te gustó más que este jeje Pero todo lo que comentas es cierto y estoy por completo de acuerdo contigo, es una lectura que seguro que gusta a todo el mundo (luego ya más o menos) pero recomendable y entretenida es ;)
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  3. Holaaaa
    Este libro me da miedo, por un lado me llama la atención pero por otro pienso que quizás no sea para mi y no lo disfrute, así que lo dejo pasar por ahora... aunque puede que en el futuro le de una oportunidad
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Hola! No conocía este libro pero no es mi estilo de lectura y no me llama mucho así que lo dejo pasar. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola bonita!
    Tengo muchas ganas de leer este libro, y estoy a la espera de que me llegue, así que ya te contaré qué me parece. Así de buenas a primeras, me llama mucho la atención el tema de la música...
    ¡Besotes!
    Patri B. de Written in the Sand 💖💖

    ResponderEliminar
  6. Hoooola Lilly!!!!

    Pero con todo lo que hacen, estos dos protagonistas estudian algún ratillo, o eso es secundario? Porqué sinceramente cuándo estudiaba no me daba tiempo ni de levantar las orejas.

    Jodeeeeeer, qué putada que sus madres sean amigas íntimas. Pobres chavales. Eso sí, a lo mejor en vez de poner a ella la sarcástica, a lo mejor la autora haría bien en hacérselo mirar al prota masculino que es el cliché con patas.

    Yo no sé ni como estos dos se han podido hacer amigos, si alguien te cae mal, pues te cae mal, y listo. No pasa nada. Se le dice: 'oye, me caes como el culo', y aquí paz y después gloria. Eso sí, lo de poner canciones en pos de quién argumente mejor me parece un puntazo (la argumentación, esa gran olvidada de la sociedad).

    Pues vaya. Vamos que del 'hola somos amigos-novios' no hay ni desarrollo ni nada, lo que interesa es que acaben juntos. Punto. Vaya chasco.

    Seguro que el próximo está mejor!

    Un besote enooorme!!! ♥


    ResponderEliminar
  7. ¡Hola guapa!

    No sé cuántas reseñas habré leído ya de este libro en una sola semana xD Todas lo ponen igual que tú: un libro entretenido pero con personajes con los que es difícil empatizar. Por mi parte me apetece leerlo, aunque sé que no me va a aportar grandes cosas. Es de esos típicos libros que apetecen entre exámenes, tú ya me entiendes.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar
  8. Hola!! La verdad es que no conocía el libro y aunque cuando he empezado la reseña lo primero que he pensado es que no iba a leerlo porque era el típico libro de historia de amor de adolescentes he de admitir que estos libros tienen algo que me gusta y que hace que me los lea rápido y me enganche. Yo leí Eleanor y Park y me gustó muchísimo y después de la pedazo de reseña que has hecho tengo que decir que me han entrado muchísimas ganas de leerlo, besos <3

    ResponderEliminar
  9. Pues me llama un poquitín este libro pero tampoco me entusiasma así que no creo que lo lea. Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. No me convence mucho, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Hola Lilly!
    No he leído este libro y ahora mismo dudo bastante que lo haga, me frena un poco lo que dices de que el desenlace te ha parecido un poco repentino... y como tengo demasiados libros pendientes pues prefiero dejarlo por esta vez, eso sí, en un futuro no sé si lo leería, no digo un no rotundo...😜
    Gracias por tu reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Es un libro que he visto recomendado en muchos blogs pero la verdad es que a mí no me llama la atención. No me preguntes porqué pero me ha recordado un poco a Eleanor&Park y soy de las pocas personas a las que ese libro no les gustó. Y ya lo que comentas del romance precipitado... En fin, que no le voy a dar una oportunidad.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  13. No eres la primera que comenta lo del romance poco creíble y lo de que la protagonista no cae bien. Por todo ello y porque la trama no me termina de parecer que aporte nada nuevo, va a ser que no lo leeré:/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Vas a comentar? Pues muchas gracias <3 Me encantará leer tu opinión.

-Ante todo respeto.
-No hagas SPAM gratuito. Los comentarios con links serán eliminados.
-Me paso por el blog de todos los que comentan. Sólo dame tiempo.
-Sonríe al menos una vez al día para vivir como un elfo, o hasta donde puedas ;)

¡Besos gatunos!